Metodología de cata

Metodología de cata

Metodología

Utilizamos una metodología coherente y única en nuestro proceso de calificación cualquiera fuere el tipo, el origen o la calidad “supuesta” del vino. En general, no realizamos la degustación del vino a la salida de la barrica sino principalmente de botella.

Nuestro proceso de degustación es un movimiento repetitivo sistemático que cubre distintos aspectos

• Aspecto visual de botella
• Calidad del cierre
• Ojo
• Nariz
• Boca
• La persistencia aromática (Caudalie)
• El final
• El potencial de guarda
• Calificación de una nota sobre 100 que va desde 70 hasta 100

Cierre: creemos que el tipo de cierre de la botella es un elemento importante y calificativo de un vino. Evaluamos el “tapón” de corcho natural de 1 a 5, siendo 5 el de mejor calidad (incluso los tapones colmatados y aglomerados). Citaremos también los tapones a rosca y los de silicona.

La mayoría de nuestras degustaciones las realizamos a ciegas. Buscamos cinco cualidades principales en un vino: equilibrio, complejidad, elegancia, persistencia aromática y potencial de guarda.

Calificar un vino por supuesto tiene su cuota de subjetividad. Es la expresión de una opinión en un momento dado, en cierto contexto. El mismo vino catado en diferentes condiciones y ambiente podría tener una calificación tal vez distinta. Por eso, y con el fin de de validar la nota, realizamos una segunda degustación rápida 15 minutos después de la primera.

Condiciones
Temperatura de los vinos
  • Vinos blancos entre 8 y 12 grados
  • Vinos tintos entre 14 y 20 grados
  • Champagne y vinos espumantes entre 6 y 8 grados
Temperatura exterior
  • La temperatura no debe sobrepasar en lo posible los 22 grados siendo lo ideal entre los 19 y 20 grados
Calidad del aire
  • Sin humo, en particular de cigarrillo u otros olores molestos
Ruido
  • En lo posible un ambiente tranquilo y sereno.